- Conoce de cerca la historia de uno de nuestros primeros integrantes: Pedro Puz -

Con la intención de conocer nuestra historia como empresa y a cada uno de los integrantes del equipo de Bionova, comenzaremos un ciclo de entrevistas a nuestro equipo de trabajo. Quisimos partir mostrándoles a una de las figuras icónicas de nuestra empresa, quien ha dedicado 22 años de su vida a Bionova, y ha sido parte del camino que como empresa hemos debido recorrer para llegar a ser lo que somos hoy. Hablamos de Pedro Puz, quien en esta breve entrevista, nos contó sobre sus inicios y los desafíos que ha debido cruzar para alcanzar importantes logros en la empresa:

¿Cómo fue tu trayectoria antes de llegar a Bionova?

Yo soy Licenciado en Química, y venía de un mundo totalmente distinto, específicamente del área de producción, pero de productos de consumo masivo, nada que ver con Bionova.

¿Y cómo llegaste a Bionova-Veterquimica en esos años?

En ese tiempo trabajaba cerca de Veterquimica, de hecho, pasaba en la micro todos los días por fuera de la empresa, y como decía química, yo no sabía a qué se dedicaba, pero pensaba: “en esa empresa yo debería estar, porque esa empresa tiene que ver con química”, pero solo era un deseo, no había ni postulado todavía. Como estaba aburrido en mi otro trabajo, comencé a mandar muchos currículums, y un día me llaman para ir a una entrevista. Me citaron en una dirección en Cerrillos y cuando llegué, me di cuenta que era la otra oficina de Veterquimica, recién en ese momento supe que era la empresa que yo miraba todos los días, y bueno finalmente quedé en ese proceso y así llegué, en septiembre del año 1998.

¿Cómo fue incorporarte a una empresa y a un rol comercial?

Comercialmente esta fue la primera experiencia que yo tuve, nunca había estado en una empresa asociada a la parte técnico - comercial, siempre había trabajado en empresas sólo de producción. Ahí partí, entendiendo el negocio, era todo nuevo, pero al poco tiempo de eso, Roberto Arrieta Rex (gerente comercial de Veterquimica en aquellos años) fundador de Bionova, me comenzó hablar del proyecto, me pidió investigar qué productos necesitaríamos, entonces de a poquito empezó a darme esa misión, de buscar productos y soluciones en temas de Higiene para la industria de alimentos.

¿Y cómo comenzó tu incursión en los desarrollos de productos en ese tiempo?

Empecé a dedicarle cada vez más tiempo a eso. En ese tiempo hacía de todo, veía la parte comercial, los productos que faltaban, me metí al laboratorio, veía fórmulas, hacer pequeños experimentos para ver qué nos podía funcionar y qué no. De eso resultaron varios productos que eran necesarios para la industria, y fui cada vez dedicándole más tiempo a la industria del alimento. Así empecé definitivamente a ver la industria de alimentos, sacamos varios productos, el VQ 3500, VQ 2000, esos fueron los productos con los que partimos, y cuando teníamos ya un stock, empezamos acercarnos a empresas importantes.

¿Qué sientes al ser parte de Bionova?

Para mí es un tremendo orgullo participar en una empresa de más de 20 años que creció desde cero, primero como el Área de Higiene Industrial luego como una División al interior de Veterquímica y finalmente como una Empresa consolidad al interior de Empresas VQ. Prácticamente éramos un mundo totalmente nuevo en el que estábamos participando. Además me siento orgulloso por ser un pilar de esta construcción, tanto como persona como profesional, porque además una de las cosas que uno reconoce en esto, de alguna manera es que tuvieron confianza en que esto iba funcionar, entonces también hay un agradecimiento por hacerme participar tan activamente de eso.